Desde su fundación, la Universidad Internacional de las Américas (UIA) ha estado comprometida con impactar de manera positiva a la sociedad, en el ámbito nacional e internacional. A lo largo de sus 37 años de historia, la visión y perspectiva internacional han estado palpables en el adn, cultura e idiosincrasia de nuestra institución. El nombre que proyecta nuestra Universidad lo corrobora.

La comunidad educativa que forma la UIA la componen, en su mayoría, estudiantes nacionales y otro porcentaje, estudiantes de diferentes regiones de América Latina y Europa, que acuden a la Universidad a realizar sus estudios o diferentes tipos de pasantías.

Entre la diversidad de grados académicos que ofrece la UIA, por excelencia, la Licenciatura en Medicina y Cirugía, es la que suma mayor cantidad de estudiantes internacionales.

La Facultad de Medicina fue fundada en 1992, concretamente hace 30 años, siendo de las escuelas más antiguas de Costa Rica. Generaciones de médicos graduados por nuestra institución han fortalecido el Sistema Nacional de Salud en las últimas décadas.

El buen hacer de las autoridades académicas, docentes y gestores de la escuela de medicina de la UIA, provocó, que, a comienzos del siglo XXI, hasta en la actualidad, empezaran a recibir una gran cantidad de solicitudes de estudiantes de Colombia, Brasil, Honduras, Nicaragua, Panamá, España y Portugal, entre otros países, para ingresar a dicha escuela.

Las experiencias vividas con todos los estudiantes internacionales de medicina han sido gratificantes y enriquecedoras. A nivel académico, adquirieron desde el inicio de sus estudios todas las habilidades, fundamentos, conocimientos y destrezas clínicas y personales; el descubrir una sociedad costarricense honorable, hospitalaria, con pluralidad cultural, historia, gastronomía y un ambiente natural sin precedentes.

El trayecto de los estudiantes internacionales de medicina de la UIA es dispar. En primer lugar, se hallan algunos que empiezan y finalizan su carrera en la UIA, para después decidir entre ejercer en Costa Rica o volver a su país de origen, donde su título académico siempre es homologado sin ningún tipo de inconvenientes.

Segundo, están los que inician sus estudios en la UIA, para después de uno o dos años, volver a sus países de origen para continuar el proceso de formación y, por último, se encuentran los estudiantes de otras universidades que acuden a realizar algunos cursos o rotaciones en un tiempo preestablecido, a través de la gran cantidad de convenios internacionales que posee la Universidad.

La misión de la UIA se basa en implementar las políticas de internacionalización, como un componente transversal a todo su quehacer y para la consecución de sus objetivos estratégicos. Cabe resaltar, la movilidad académica como un generador de gran impacto en el desarrollo de las competencias (profesionales, culturales, académicas y lingüísticas) del alumnado, que actúan como elementos facilitadores de su formación integral y de su posterior inserción laboral.

A estos beneficios individuales, hay que añadir los institucionales para nuestra Universidad y el aprovechamiento de la presencia de estudiantes extranjeros en el campus.

Desarrollado por el Departamento de Asuntos Internacionales de la UIA